Clasificación de contratistas para centros de transformación en media tensión en Cantabria

Clasificación de contratistas para centros de transformación en media tensión en Cantabria

Realizamos instalaciones eléctricas y automáticas en Cantabria

Somos especialistas en mantenimiento Industrial con especialidad en electricidad. Tenemos mucha experiencia en instalaciones eléctricas para naves industriales y automatización, optimización de sistemas eléctricos de potencia e instalación de energías renovables.

Un centro de transformación (en abreviatura, CT) es una instalación eléctrica que recibe energía en alta tensión (30 kilovoltios) o en media tensión (de 10 a 20 kilovoltios) y la devuelve en media o baja tensión para su uso final, por lo común, a 400 voltios en trifásica y 230 voltios en monofásica. Según el reglamento de electricidad, un centro de transformación (CT) es una instalación que consta de transformadores y reductores de alta a baja tensión, con los elementos accesorios necesarios.

Los CT tienen una función esencial, al distribuir la energía eléctrica a distintas tensiones, al tiempo que permiten la conexión a líneas y redes en cualquier punto. Se sitúan normalmente entre las subestaciones y el abonado y su misión es reducir la tensión de servicio de la red distribuidora en media tensión (11,15,20,35 y 45kV) a los valores de consumo habitual de baja tensión (400/230V).

Los centros de transformación se clasifican según su alimentación y su ubicación en la red eléctrica

Muchos clientes nos contactan como contratistas para centros de transformación en media tensión en Cantabria. Éstos pueden ser puntos finales de la red o centros de transformación alimentados en paso, también denominados centros de transformación alimentados en anillo o bucle. En este último caso, constarán de una línea de entrada y otra de salida a otro centro de transformación. También se pueden clasificar los centros de transformación según si son de la empresa distribuidora o son centros de transformación propiedad del cliente o abonado.

En el primer caso, un centro de transformación es propiedad de la empresa distribuidora y, por lo general, consta de una o varias celdas de línea, llegada y salida, así como de una celda de protección para cada transformador. Y cuando es un centro de transformación de propiedad del cliente o abonado, la tensión de alimentación viene dada por la red de suministro. Entonces, podemos estar ante un equipo de medida de baja tensión, normalmente de baja potencia, situado a la intemperie sobre unos apoyos. O también podemos encontrarnos ante un centro de transformación con un equipo de medida de media tensión, por lo que tiene mayor potencia y suele estar distribuida su propiedad entre el abonado y la empresa suministradora.

Si necesitas contratistas para centros de transformación en media tensión en Cantabria, llámanos. Estaremos encantados de asesorarte.